Saltar al contenido

Limpia para Negocio

LIMPIEZA DE UN NEGOCIO CON HIERBAS.

Cuando se comienza un negocio o se quiere limpiar el local de vibraciones o energías negativas que puedan existir debido a anteriores actividades, puede realizarse el siguiente ritual tradicional.

Materiales a utilizar:

Alcohol puro
1 recipiente de barro
2 cucharadas soperas de Romero triturado
3 cucharadas soperas de Mirra
2 cucharadas soperas de Ruda triturada
7 rosas secas
2 cucharadas soperas de flores secas violeta
1 vela roja
1 vela blanca

Se colocan todas las hierbas en el recipiente de barro y mezclar bien. Sobre esta mezcla, viertan una moderada cantidad de alcohol puro. Colocar a la derecha del recipiente la vela roja.

La persona que realice esta ceremonia, deberá situarse mirando hacia el Norte. La vela deberá quedar a la derecha de la persona y el recipiente a su izquierda.

Con una cerilla de madera encender con la mano derecha el sahumerio preparado con las hierbas y el alcohol y luego la vela.
Mientras la mezcla y la vela están ardiendo, recitar con gran concentración mental la siguiente oración:

Oración

Que el Señor bendiga este local,
Que el Señor guarde este local (o bien decir el nombre del negocio),
Que el Señor se compadezca de los que habitan y trabajan en este local,
Que el Señor traiga prosperidad a este local, Que con la ayuda de San Benito, protector misericordioso,
Dentro de estas paredes nunca jamás entre ni habite el mal.
In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen.

A continuación, hacer la Señal de la Cruz cuatro veces, cada una de ellas mirando hacia un punto cardinal diferente.
Una vez finalizado el ritual, dejar el local cerrado por un período mínimo de 12 horas para que las fuerzas positivas del rito destruyan las negatividades que pudieran existir.
Una vez transcurrido dicho lapso, abrir todas las puertas y ventanas para que entre aire puro y acabe con cualquier resto negativo que pudiere haber quedado.

Nota: Tanto las hierbas como las cantidades a utilizar deben ser exactamente las mencionadas. La concentración y la mentalización a la hora del rezo debe ser la máxima.
Este ritual no debe realizarse más de dos veces en un mismo mes y día martes o viernes.